Guía para toma de muestras en patologías que afectan a los animales exóticos

Las citologías deben remitirse, teñidas o preferiblemente fijadas y sin telir, en protectores de plástico específicos para porta objetos o bien adecuadamente protegidos para evitar deterioros durante el tansporte.

Pequeños fragmentos de tejido de los diferentes órganos del animal al que se le ha practicado la necropsia deben de remitirse sumergidos en formaldehido al 10% (formalina), espcialmente de aquellos órganos que presenten evidentes lesiones macroscópicas al realizar la necropsia.

Pequeñas aves pueden remitirse sumergidas en formalina tras retirar el cráneo y el esternón, sin que la manipulación posterior del cuerpo del ave en el laboratorio suponga un coste adicional del estudio. En caso de sospecha de padecimiento de Chlamydiasis se recomienda recoger fragemntos de tejido tanto del bazo como del hígado con especial atención.

Pequeñas tortugas, pueden asimismo remitirse de similar forma tras retirarle el caparazón.

Otros pequeños animales como reptiles de pequeño tamaño, roedores o peces pueden remitirse sumergidos en formalina tras proceder a la apertura de su cavidad celómica o abdominal según los casos.

Inicio

Animales de producción